lunes, 2 de mayo de 2011

La Boscosa

Dicen que mas vale tarde que nunca, pero algunos dirán ¿pero tan tarde?.

Pues ahí va la crónica del sábado 30 de Abril.

Esto es lo que mas recuerdo la de la salida, el estar pendiente de la rueda de detrás.

Este sábado tocaba ir a la Boscosa, pero de la Boscosa que había realizado yo tenia poco que ver en la que realizamos ese día, eso es lo bueno adaptarse a las circunstancia, al buen criterio y a las ganas de la gente. Así que para empezar de buena mañana y con el ritmo que la gente pone por ese sitio nos vamos a buscar el cauce del rió. Sitio donde siempre se pone buen ritmo y ganas, saldríamos por Carlet dirección Alfarb, pero esta vez iríamos como si quisieramos hacer la ruta de la Senda del Mig, la pasaríamos de largo hasta los contenedores de basura que giraríamos a la izquierda para pasar el barranco dirección a la carretera, después circularíamos un poco por la general para coger la trialera del "Cremaor" donde ya el grupo se empieza ha estirar ya que empiezan los tramos técnicos y había que dejar espacio entre nosotros. Una vez arriba eso si parando antes para inflar la rueda, el grupo se dividiría en dos grupos, unos que tomarían el Corta Fuegos y el eslalom de los pinos, y otro grupo que es por donde fui yo, por una senda que no conocía, mas rápida y llegaríamos mas pronto al bar.

La cueva del Águila, si un Águila necesita una cueva así de grande, ¿como sera el Águila?
menos mal que no asomo el pico.


Nada mas salir del bar se empieza a ver cual seria nuestro recorrido de regreso, algunos opinan en subir la trialera que tomo el segundo grupo y otros como vamos bien de tiempo y la gente tiene ganas volver por el primer tramos de la ruta de Picassent, así que se decide por la segunda opción, todo decir que no es una mala elección, siempre la había realizado en un sentido y decir que en dirección opuesta también es muy bonita e interesante, para volver a realizarla. Al principio un pisteo que se pondría buen ritmo porque las subidas iban precedidas de una buena bajada y solo había que hacer un poco de fuerza para estar arriba de la subida para volver a bajar, hay que ver lo dura que se hace en el otro sentido y lo rápida y cómoda que se hace de esta forma. Mientras se reagrupa el grupo nos indican la cueva del Águila, nos quedaria la bajada de piedra blanca que estaba muy complicada por ser de piedra muy suelta y costaba mantener la bici en la curvas y no te hiciera un recto, pronto llegaríamos a la senda y rápida de verdad el bajarla y si le pones ganas mas aun.
La verdad que después de esperar un día que la lluvia hiciera acto de presencia he intentara fastidiar la salida, se comporto y disfrutamos de una temperatura muy agradable y una buena mañana de bicicleta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada